En este momento estás viendo Close Enough: La experiencia de ser padres.

Close Enough: La experiencia de ser padres.

 

Close Enough
Copyright: TBS

 

Close Enough, la última propuesta de J.G. Quintel. Nos lleva de lleno al mundo de la paternidad, con su ya marcado estilo, pero esta vez, a un nivel un poco más subido de tono. La verdadera hilarante experiencia de ser padres.

Desde el 2010 y durante casi una década, Regular Show estuvo a la vanguardia de lo que se ofrecía en Cartoon Network. Junto con Hora de Aventura y El Increíble Mundo de Gumball, pudieron revivir una especie de edad de plata para la programación del canal.

J.G. Quintel, creador de la serie y voz de Mordecai, mostró un show para niños con referencias para un público mayor. De hecho, la serie deja unas buenas referencias ochenteras que hacen del show, algo memorable. Y por supuesto, no pudo terminar de mejor manera con un final maravilloso, para una maravillosa obra.

Sin embargo, Quintel ha querido ir más allá, y esta vez, con el respaldo del bloque de Adult Swim de Cartoon Network, presenta su primera serie para adultos: Close Enough. Un giro interesante con un tono adulto, que nos muestra un interesante punto de vista acerca de cómo ser padres.

Emily Ramírez y Josh Singleton son los protagonistas. Unos padres de 30 años que intentan enfrentarse al mundo con poco dinero y responsabilidades, para darle a Candice, su hija, una vida de calidad. Josh y Emily viven junto a Alex y Kimiko, una pareja en proceso divorciada, con tiempo para salir y divertirse.

Todo eso en la glamorosa ciudad de Los Ángeles, que viéndola desde la perspectiva de la serie, se ve un poco… alocada.

En Close Enough, la vida puede ser dura

Close enough
Captura de Netflix

 

En Close enough, vemos como el no tener suficiente dinero ni tiempo, puede ser un obstáculo para la vida bastante estresante. Mientras Josh añora volver a sus años de juventud donde tenia mucha más energía,, intenta ser un buen padre para Candice, aunque no todo salga como se planifica.

Emily, es acechada por el estrés y las cuentas por pagar. Pero nada de eso hace quiera que su rol de madre no sea tomado en serio. Realmente se esfuerza para que Candice se sienta orgullosa de ella. Incluso aunque termine haciendo cosas que no le agraden.

 

Vivir en pareja y con hijos: El equilibrio definitivo.

 

Close enough

 

Para nadie es un secreto que a pesar de lo maravilloso que puede ser, a veces los hijos limitan a las parejas. Eso es una formula que Close Enough sabe utilizar perfectamente. De una u otra forma hacen ver de lo más natural el hecho que, Candice, en algún punto requiere la atención de sus padres; y eso, puede distanciarlos amorosamente.

Lo genial de todo es que, al final de todo siempre parecen resolver los problemas del día a día (bueno, a veces). Una mezcla infalible de problemas y soluciones, que hacen de este programa, sea interesante, y se le pueda dar una oportunidad.

La fantasía Quintel, siempre presente.

Regular Show siempre tenía algo que mostrar: Lo irreverente y exagerado de sus episodios. Eso era lo que lo hacía genial. De una situación simple, explotaban eventos inimaginables, y eso fue el sello que Mordecai y Rigby dejaron a lo largo de 8 temporadas.

Mordecai y Rigby

Si leemos la sinopsis de Close Enough, no imaginaríamos que esa misma pizca de locura y situaciones increíbles pueda funcionar. Vamos, aquí no hay mapaches ni azulejos que son amigos de un fantasma y trabajan para una máquina de dulces andante, aquí hay sólo humanos. Y ahí está, esas aventuras locas y desenfrenadas se mantienen, y no es la marca Regular Show, es Quintel sacando a relucir su estilo.

Mientras que Mordo y Rigby, enfrentaban el hecho que ya eran adultos, Emily y Josh deben asumir que ya son padres.  Y con ello, una serie de aventuras que al final del día, dejan un aprendizaje en sus personajes.

Al ser un show para adultos, Close enough trata temas más delicados que para nada son para un público infantil. Ni hablar de las malas palabras o lo explicito que puede mostrarse, pero eso es lo que hace al show genial, que para nada va dirigido a los infantes, sino mas bien a una audiencia que obviando la ficción, se sientan identificados del día día de los personajes.

Captura de Netflix. Si, es un payaso Stripper.

 

El programa ya tiene una temporada 2 confirmada por el servicio de streaming de HBO, sin embargo, puedes disfrutar la primera temporada por Netflix, así que, anímate a ver estas aventuras que nos recuerdan, que ya no somos tan jóvenes.

Si te gustó este post puedes visitar mi último trabajo, así puedes conocer más de mi contenido.

 

Deja una respuesta