Juegos en Línea: ¿Adicción o Recreación?

Juegos en Línea: ¿Adicción o Recreación?

En esta era totalmente digital, las personas buscan relacionarse entre sí de todas las maneras posibles, hasta jugando. Los juegos en línea, conocidos en inglés como MMO (Massive Multiplayer Online) han acaparado una gran cantidad de personas en el mundo, convirtiéndose casi que en un una actividad obligatoria en el día a día.

¿Qué tan adictivos son los Juegos en Línea?

Tienes un SmartPhone y descargas Clash of Clans, comienzas a construir tu aldea, te das cuenta que es en tiempo real y cada desarrollo demora, además debes crear o unirte a un Clan, conoces otras personas y van a las Guerras del Clan, preparas tus tropas, donas a tus amigos y esperas el momento de atacar.

Sin embargo, tienes que hacer la tarea si eres niño, entregar un informe si estás en secundaria o la universidad, más que eso, tienes que preparar una presentación para una reunión en tu trabajo, ya que los adultos también juegan. Todo esto puede esperar ¿Cierto? «Puedo jugar un poco más…» Y así están las personas, sumergidas en los juegos en línea desde su teléfono, o desde las consolas, pero ¿Qué tan malo es está adicción a estos juegos? ¿Es algo para dejarlo pasar?

Cómo todas las cosas que se hacen en exceso tienden a ser nocivas, estos juegos también suelen ser así, resultan tan adictivos que algunas personas pueden quedarse estáticas mirando la barra de tiempo mientras se realiza alguna construcción en Clash of Clans (por seguir el ejemplo), esperando para seguir jugando, mientras se quema la comida u olvidas la tarea o quizá algo más importante está ocurriendo mientras estamos sumergidos en ese mundo en línea.

Juegos en Línea

Micropagos

Otro punto importante muchos de los juegos en línea son los micropagos o micro transacciones, y es un factor algo «peligroso». En ocasiones, para avanzar mucho más rápido en estos juegos necesitas algún objeto importante y para obtenerlo debes pagar, precios bajos entre $0,50 o $1, pueden existir otras opciones depende del juego, el usuario realiza el pago y puede acelerar el proceso para alcanzar rápidamente su objetivo.

Estos pagos se repiten una y otra vez dependiendo de a dónde quieras llegar en el juego. Éstas cantidades por más pequeñas van sumando hasta dar un monto exorbitante en tu tarjeta de crédito, afectando tus finanzas, «es poco» o «eso no me afecta» es lo que probablemente muchos decimos sin tomar en cuenta el riesgo real que conlleva gastar constantemente en el estos juegos. Pero ¿Es gasto o inversión? Es una pregunta muy inquietante y la repuesta sería específica según cada persona.

A pesar de toda esta controversia, los riesgos aquí comentados cada usuario decide cómo llevarlos. Juega, diviértete, paga lo necesario según tus finanzas y disfruta de un producto que fue diseñado precisamente para divertirte con tranquilidad.

Si te gustan nuestros artículos y deseas apoyarnos para seguir con nuestra web puedes realizar tu aporte en la sección de donaciones

Deja una respuesta