En este momento estás viendo Nuevo método de descomposición del plástico común

Nuevo método de descomposición del plástico común

Cada año, la Industria Petroquímica produce más de 80 millones de toneladas de polietileno, convirtiéndose en el plástico más común del mundo. Los investigadores desarrollan un nuevo método de descomposición para reciclar estos desechos plásticos, según un estudio publicado en Science Thursday. Podría ayudar a lidiar con la creciente crisis de contaminación plástica, creando una segunda vida para los plásticos de desecho.

Polietileno en la vida diaria

El polietileno se usa principalmente en la vida cotidiana, desde bolsas de plástico y envases de alimentos, hasta aislamiento eléctrico y tuberías industriales. Como este material es tan común, y el actual sistema de reciclaje es ineficiente, sus restos terminan acumulándose en vertederos, quemándose en incineradores de residuos o en el Océano, donde se descompone muy lentamente.

Nuevo método de descomposición del polietileno

En el nuevo estudio, los autores encontraron una manera de acelerar el proceso de descomposición del polietileno y convertirlo en moléculas alquilaromáticas, que se usan como tensoactivos en cosméticos y detergentes para ropa, lubricantes para maquinaria y fluidos de refrigeración.

A nivel mundial, hoy es un mercado de $ 9 mil millones”, dijo Susannah Scott, Ingeniera Química de la Universidad de California en Santa Bárbara, coautora del estudio, en un correo electrónico al que hace referencia a las moléculas alquilaromáticas. “Aquí hay valor económico y escala”.

Esta no es la primera vez que los científicos descubren cómo descomponer el polietileno, hay otros métodos para reciclar químicamente el material. Pero, los métodos convencionales de descomposición del plástico requieren calentarlo a temperaturas entre (500-1000)ºC y usar solventes o hidrógeno añadido para acelerar el proceso.

Por el contrario, el nuevo método sólo requiere calentarlo hasta unos 300ºC. No usa disolventes o hidrógeno añadido, sino que se basa sólo en un catalizador de platino con óxido de aluminio.

Su proceso ayudó a desmontar los polímeros del plástico de una manera menos brusca, permitiéndoles extraer las valiosas moléculas alquilaromáticas intactas.

Scott dijo que el catalizador funciona para “cortar los enlaces que mantienen la cadena de polímeros en trozos más pequeños“, convirtiendo finalmente el plástico sólido en un líquido del que pueden extraer los valiosos químicos.

El nuevo proceso necesita menos energía que otros medios de descomposición del polietileno. También es más económico. La técnica no está lista aún para explotarla a gran escala. Pero, en un futuro cercano, funcionaría para dar a los plásticos una nueva vida como una valiosa materia prima en lugar de como un residuo contaminante.

Si te gustan nuestros artículos y deseas apoyarnos para seguir con nuestra web puedes realizar tu aporte en la sección de donaciones.

Deja una respuesta